domingo, 28 de octubre de 2012

El Ateo irá al cielo

-->

  Estén seguros de esto; si existiese Dios, y existiese el cielo, probablemente estarían allí los ateos, agnósticos y los que niegan a la iglesia como tal. ¿Por qué? pues, aunque parezca un sinsentido, tiene toda la lógica del mundo.

  Si se ponen a pensar, el ser buena persona teniendo como finalidad sólo la felicidad y el buen vivir de la humanidad tiene mucho más mérito moral y ético que ser buena persona sólo con el objetivo de conseguir la vida eterna, o la buena vida eterna. Porque esto último es, a fin de cuentas, conveniencia y hasta se puede decir egoísmo. En cambio, para el no creyente, la vida representa una única oportunidad de disfrutar todo cuanto sea posible, sin limitaciones y sabiendo que no habrá otra chance para esto. De ser así, ¿Qué acto sería más noble, sincero y con más demostración de amor que hacer el bien para todos, de intentar mejorar el mundo? - Sin duda que en este punto, incluso con sus propias reglas estamos sacando gran ventaja.

  Además, Dios tendría que apreciar nuestro punto de vista; nunca me he mostrado, he creado leyes y sistemas que pueden demostrar casi todo el funcionamiento completo del universo sin dar ninguna pista de mi existencia, así que ¿cómo recriminarles que no creyeron en mí? Por el contrario, otras personas sí creían, pero era sólo por conveniencia y contra las pruebas que parecían demostrar que no existo. Estás, cuando menos, se merecen una buena patada por el trasero.

  Salvo que Dios sea un gran patán y les dé prioridad, en cuyo caso sinceramente prefiero pasar la eternidad en las llamas del infierno junto con todos los otros grandes ilustres científicos o personas intelectuales que sí hicieron algo por la humanidad, y no sucumbieron frente a tabúes o costumbres primitivas que arrastra la humanidad desde casi sus inicios.

  A veces me pone nostálgico darme cuenta del limitado tiempo que tenemos en la vida. Me gustaría poder vivir al menos 1000 o 2000 años, poder ver millones de cosas, absorber todo, no olvidarme de nada. Tener la oportunidad de ver todo el cosmos, de viajar a través del tiempo, de poder ser un observador de la evolución y la creación de estrellas, las supernovas, cómo el sol de irá apagando progresivamente. Sería un sueño poder vislumbrar todo eso. Lastimosamente no nos dará el tiempo (salvo que alguien descubra la forma de alargar mucho la vida o volverse casi inmortal, en cuyo caso habrá que ver qué efectos tendrá sobre nosotros y quizá compre la receta), así que incito a todas las personas a que intenten cumplir sus sueños y fantasías. Siempre que no se haga daño a nadie, es bueno seguir nuestros sueños e intentar cumplir nuestras metas. Porque a fin de cuentas, de eso trata la vida. No importa lo que nos digan que debemos hacer, lo que verdaderamente importa es lo que queremos hacer. Hay que ser perseverantes con eso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada